Hacia un paisajismo contemporáneo...

17 de nov

Cuando decidí ser Paisajista fue para sumarle a mi vida profesional  una mirada mas integral  a mis conocimientos como Técnica Forestal.

 

Normalmente se asocia a un paisajista como un diseñador de jardines, y éste es sólo un pequeño aspecto de esta profesión (como si un odontólogo sólo hiciera extracciones!…).

 

La profesión de paisajista se va construyendo paralelamente a otras profesiones  como la biología, las ciencias agrarias, la arquitectura, y en función de esas ramas de procedencia académica se define la impronta de cada profesional paisajista.

 

En mi caso, como profesional puedo abordar temáticas forestales, la interpretación de paisajes naturales,  diseñar programas de restauraciones de bosques, diseñar senderos interpretativos o áreas de interpretación botánicas, diseñar programas de control de erosión de áreas intervenidas y , por supuesto, diseñar parques y jardines públicos y privados.

 

El mundo contemporáneo requiere de profesionales capaces de integrar equipos de trabajos interdisciplinarios y sobretodo estar al tanto de los paradigmas actuales que rigen la profesión.

Hoy, ser un paisajista contemporáneo implica estar al tanto del concepto de sustentabilidad, conocer las acciones y fundamentos que la sustentan y trabajar bajo ese concepto sin titubear.

Muchas veces me he tenido que enfrentar a propuestas estéticas de grandes aportes de recursos (agua, suelos, fertilizantes, herbicidas). Es mi responsabilidad como profesional proponer acciones sustentables y reducir al mínimo estos aportes desmesurados para lograr una estética "importada" o de moda.

 

Los conocimientos de los recursos naturales existentes y la correcta interpretación del paisaje local  permiten trabajar con especies nativas y  adaptadas a las condiciones  locales. Esto es la  sustentabilidad  (el  concepto abarca a los recursos naturales,  recursos económicos y sociales) y si lo comprendemos veremos que además es más económico intervenir espacios con estos criterios.

 

Por eso a la hora de pensar en intervenir un área natural, buscá un profesional  (o equipo de profesionales) que entienda como funciona ese sistema que seguramente te dará mayores soluciones y beneficios a largo plazo.

 

Porque un paisajista no es quien pone unas plantitas por aquí y por allá para que se vea bonito (o al menos  yo no soy esa), es quien tiene una visón mucho mas completa del paisaje como sistema e interviene (también estéticamente) en él de manera responsable y sustentable.